22 de abril de 2018

Milk Wars: El evento editorial como reflexión de un género y una industria




















Finalizada la primera temporada del sello Young Animal, surgida bajo la batuta del guionista y músico Gerard Way y con el inminente aterrizaje de su segunda temporada con cambios argumentales y de tono en sus series principales, aterriza a modo de interludio Milk Wars, el primer evento crossover entre dicho sello y el universo DC. La propuesta sirve para contentar los intereses artísticos de Way y su pléyade de guionistas y dibujantes, con los comerciales de la propia DC Comics. Este último interés tiene su lógica, máxime cuando el sello Young Animal, aunque un éxito crítico y artístico incontestable -al que solo se le podría reprochar la accidentada cadencia de su título principal, la Doom Patrol de Gerard Way y Nick Derington, no es una línea abrazada por el gran público. Así que la reunión de los antihéroes de Young Animal con los héroes DC, principalmente la fallida JLA de Steve Orlando, le sirve a DC para entregar un evento que de mucha más visibilidad y futuribles posibles ventas a la nueva temporada de las series.

Pero Gerard Way y el resto de los autores integrantes de Young Animal, con Cecil Castelucci, Jon Rivera y Jody Hauser a la cabeza, dan la vuelta a la tortilla a este historia en cinco partes que bien podría considerarse el anti-evento. Una historia de colisión de mundos, de maneras de afrontar el género superheróico y las discutibles decisiones editoriales, que habla de los problemas de la industria dentro de un tebeo de la misma. Así, el germen del conflicto es la transformación antinatural de los héroes principales de la casa hasta hacerles completamente irreconocibles tanto interna como externamente. Esto también les sirve a los autores implicados, en especial a Cecil Castelucci, la encargada del especial dedicado a Shade y Wonder Woman, para introducir el tan actual conflicto de la figura de la mujer en este siglo XXI que ha sido testigo de nuevo del avance de un germen reaccionario y fascista que pretende instaurar de nuevo un viejo orden que muchos creíamos ya extinguido. 






Pero más allá de consideraciones sociológicas y de género, los cinco especiales de estas Milk Wars -JLA/Doom Patrol, Batman/Mother Panic, Shade/Wonder Woman, Cave Carson/Swamp Thing y Doom Patrol/JLA- le sirve a autores y editorial para arrancar la ya mencionada segunda temporada de sus títulos, introducir a Eternity Girl, la interesante nueva serie regular del sello y homenajear, como ya llevaba haciendo Way a lo largo de toda su línea, las obras más arriesgadas y revolucionarias que la editorial ha publicado a lo largo de toda su historia.

1 comentario:

  1. Pues parece interesante. Esa mezcla promete cosas guays...
    Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...